Juan Rodríguez

(JRnoticias.net)

 

VALLE DE TEXAS.- Demócratas texanos tuvieron una airada reacción por la gira del presidente Donald Trump por esta región del sur de Texas, esta tarde, lanzando serias críticas, tras considerarlo como un peligro para el país, por los recientes sucesos en el Capitolio de los que se le considera como el principal instigador, además de sus fracasos y promesas rotas, a lo largo de todo su mandato por sus políticas racistas y discriminatorias.

En una conferencia de prensa virtual, en la que participaron el presidente del Partido Demócrata de Texas. Gilberto Hinojosa, el congresista Vicente González, la ambientalista laredense Tricia Cortez y otros activistas, externaron sus declaraciones con respecto a la visita del mandatario.

González, acusó que “Después de la muerte, la destrucción y la división perpetrada por el presidente, continúa por este camino. Lo demostró después del asalto a nuestra democracia y al Capitolio de los EE.UU. que fue incitado por sus propias palabras. Ahora viene a nuestra frontera para tratar de dar una mejor imagen final a su presidencia, está tratando de apaciguar a su base, y esto está sucediendo ya que las muertes relacionadas con COVID-19 no han disminuido para nuestras comunidades fronterizas. En nuestras comunidades de color, en la comunidad latina y en el Valle del Río Grande hemos perdido de 2,5 a 3 veces más personas que el resto del estado. Lo que necesitamos ahora más que nunca es un verdadero liderazgo. Lo que necesitamos es más vacunas COVID-19, necesitamos más personal sanitario. Nuestros hospitales están de nuevo a plena capacidad y lo que está haciendo el Presidente, está fuera haciendo operaciones fotográficas con la Patrulla Fronteriza para tratar de atraer a su base a cometer de nuevo actos de violencia. La tiranía no ganará en América”.

El presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa, declaró, por su parte, que “Donald Trump está hoy en el Valle del Río Grande para destacar probablemente su logro más importante como Presidente de los Estados Unidos, que está dividiendo a América. En lugar de venir a nuestras hermosas comunidades del Valle del Río Grande para ayudarnos con la crisis más difícil que hemos enfrentado en la historia del sur de Texas. En lugar de venir aquí a anunciar que vamos a conseguir miles de vacunas más para la gente del sur de Texas. En lugar de tener empatía por la gente del sur de Texas que sufre de este virus COVID-19 como ninguna otra sección de los Estados Unidos, viene al sur de Texas para presumir de un muro fronterizo que nadie quiere. En lugar de anunciar grandes proyectos de infraestructura, como ayudar a construir una autopista interestatal a través del Valle del Río Grande, la mayor comunidad de los Estados Unidos sin una gran autopista interestatal, viene aquí para anunciar la construcción de un muro fronterizo que incluso los expertos le dirán que no funciona. Viene aquí para anunciar el muro que está interrumpiendo las vidas de las personas que viven a lo largo de la frontera. Esto es algo que hemos llegado a esperar de este hombre, que no tiene corazón ni conciencia, que tuvo la audacia de incitar a un motín en la ciudadela de la libertad de este mundo, el Capitolio de los Estados Unidos. Necesitamos un presidente como Joe Biden, que empiece a reconstruir América y a unir a los americanos de nuevo”.

La directora ejecutiva de la Coalición del “No al Muro de la Frontera”, Tricia Cortez, dijo lo siguiente:

“Necesitamos conectar los puntos entre la violencia que vimos en Washington DC la semana pasada y el muro fronterizo. El Presidente Trump pudo haber ido a cualquier parte después de este impresionante evento que tuvo lugar en el Capitolio de EE.UU. el pasado y eligió venir aquí. Eligió venir a la frontera y al muro fronterizo porque ese muro se utiliza para azotar su base violenta. El muro es un desastre nacional y es lo que alimenta esta violencia de motivación racial. Tenemos tantas otras necesidades como región. Por ejemplo, aquí en Laredo el gobierno federal ha emitido cuatro contratos por un total de más de mil millones de dólares para destruir 71 millas de propiedad frente al río en nuestra comunidad. Hicimos los cálculos y el costo de una milla de muro fronterizo pagaría 369.000 dosis de la vacuna COVID-19. Tenemos al presidente electo Joe Biden para emitir una moratoria inmediata para detener el trabajo en el muro y revertir las confiscaciones de tierras en el futuro.”

El propietario de Eagle Pass/Border, Alex Flores, señaló que “Volví a Eagle Pass hace unos años para trabajar en un documental sobre la representación de nuestra comunidad fronteriza.  Creo que muchos de los problemas que vemos se deben a que no nos vemos reflejados en los medios de comunicación y en la cultura pop. Ahora mismo en nuestra comunidad no sólo estamos enfrentando una crisis de salud, estamos enfrentando una crisis económica. Debido a que la frontera está cerca, nuestra ciudad ha perdido más del 50% de nuestros ingresos debido a que los ciudadanos mexicanos están siendo cerrados a nuestras comunidades. Nuestros negocios están cerrando. En lugar de ver ayuda del gobierno, en lugar de ver la inversión de nuevo en nuestras comunidades y nuestros negocios estamos viendo un proyecto de arte odioso en nuestros patios traseros y todo esto sucede sin el consentimiento de nuestras comunidades”. Robbie Flores, otro activista, señaló que “Donald Trump comenzó su carrera para el cargo insultando a nuestras comunidades fronterizas y usándonos como peones políticos para avivar el miedo en el país. Usó esta narrativa para infundir odio en nuestro país y para dirigir el odio y esencialmente la violencia hacia nosotros. El miedo se ha usado tanto para tomar este tipo de decisiones políticas sin la participación de las comunidades fronterizas. Este es un intento muy pobre de una instalación de arte por parte del gobierno federal y sirve como un símbolo antiamericano, es como la antiamericana Estatua de la Libertad”.