Gastón Monge

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Desde que el gobierno de Estados Unidos decretó el cierre parcial de su frontera con México, ante la amenaza que representa el COVID-19, 60 mexicanos fueron repatriados por esta frontera entre el sábado y el domingo, y de acuerdo al director de Protección Civil y Bomberos, Omar Enríquez, en los últimos días las deportaciones se han intensificado.

Asimismo, elementos de protección Civil y de la Jurisdicción Sanitaria, revisan cada día en el filtro sanitario del kilómetro 26, unos 70 autobuses de pasajeros además de 200 automóviles o vehículos no comerciales, las 24 horas del día.

Dijo que la corporación a su cargo es coadyuvante de las autoridades de Sanidad Internacional que se ubican en las inmediaciones del puente internacional dos, por ser los responsables de comprobar que las personas que ingresen a México por esta frontera, no estén enfermas del mortal virus.

Los elementos de Protección Civil, aunque no se encuentran en dicho puente, apoyan a Sanidad Internacional con los mexicanos deportados, para su traslado a los albergues, en este caso, dijo Enríquez que los están enviando a la casa AMAR.

Aclaró que su responsabilidad se limita a estar en las carreteras, sobre todo en el kilómetro 26, y añadió que el Instituto nacional de Migración (INM), comparte la información de migrantes repatriados que ingresan por este puente internacional.

“Entiendo que los primeros repatriados que llegaron fueron enviados a la Casa AMAR, y no ha habido más para ser enviados al albergue municipal, por lo que se envían a dicho albergue o a la Casa Nazareth, pero este lunes no recibí reportes de repatriaciones”, señaló.

Reiteró que personal a su cargo en coordinación con personal de la Jurisdicción Sanitaria detienen a todos los vehículos que ingresan a la ciudad por dicha carretera, con la finalidad de  comprobar que no estén enfermos, y para ello, una cuadrilla de médicos hace las revisiones y los interrogatorios, para saber si están enfermos, de donde vienen, en donde estuvieron, y si salieron del país.

“A todos les hacemos las recomendaciones de seguridad para evitar la propagación del Coronavirus, por lo que revisamos todos los vehículos, y a los vehículos que están en la construcción de la autopista, no se les detiene mucho tiempo, solo se les hace un chequeo rápido, pero si vienen de la ciudad de México, Estado de México, Nuevo León o Jalisco, y ciudades con aeropuertos internacionales muy activos, se les  checa la temperatura a todos”, señaló.

Pero mencionó que hasta el momento no se ha detectado a ninguna persona que esté contagiada del Coronavirus. Ni de gripe o de Influenza.