Sigiloso y amañado saqueo de cuentas de pensionados jubilados y maestros    

·         – . Verdades ocultas en la “sorpresiva” detención del capo Rafael Caro Quintero     

·         – . Se le acabó la dispensa al ciudadano fiestero; municipio cobrará por evento         

         

  Por Javier Claudio

             

 

Claroscuro. – Ni quién frene la rumorología en el caso de la detención del narcotraficante Rafael Caro Quintero, más aún cuando lo que se dice tiene colindancias con los hechos que se dan a conocer y esto acrecienta toda posibilidad de cierto. El costo del “boleto” de la reciente visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para entrevista con el presidente de EU, Joe Biden tuvo costo y se pagó inmediato con la captura de Caro Quintero, apenas unas horas después del encuentro diplomático.

Aclarando. – A la par de esta sorpresiva acción del gobierno de México, abre nuevas brechas a trasluz la relación de políticos mexicanos con las bandas del crimen organizado. Así sería la reciente difusión de hechos registrados en 1984, cuando Manuel Bartlett, entonces secretario de Gobernación, asistió a una reunión con criminales, entre ellos Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca, en habitaciones del hotel American Motors, en la esquina de avenida López Mateos y Mariano Otero, en Guadalajara.

Claro que sí. – Con la detención del “buscado” narcotraficante Rafael Caro Quintero, se fortalecen todos estos datos que sólo Estados Unidos tiene, los exhibe y los aplica con toda presión y precisión en su momento para la obtención de resultados inmediatos. Este encuentro trascendido, deriva según del testimonio de dos testigos ante autoridades de gobierno de Washington, mismos que se han presentado detallados en documentos públicos, como parte del expediente de delincuente Caro Quintero.

Clarificando. – Si bien el tema en alguna ocasión llegó a ser conocido, pero que de pronto se sofocó en su divulgación, hoy retoma fuerza hasta hacer constar que está vigente, más aún bajo el aval del gobierno de los Estados Unidos y al suceder tras ello la captura y así avivar expectativas en la existencia de dicha información inédita.  La larga lista de testimonios que tiene en su poder, incluye a un grupo de militares en dicha reunión, como es el general Juan Arévalo Gardoqui, entonces secretario de la Defensa.

Claridades. – Y en más de lo que no trasciende, son cada vez más recurrentes los casos de robo de cuentas bancarias a clientes, donde las víctimas son personas de la tercera edad y maestros. Según la Procuraduría de Justicia en el Estado, en Nuevo Laredo son tres los bancos que lideran este tipo de denuncias por parte de las personas afectadas; Banorte, Santander y Scotiabank. Es engorrosa la integración de la queja ante el banco, pero más aún integrar la denuncia ante la autoridad y así abrir investigación.

Clarín. – En la apariencia de que pudiera existir algún error cibernético, la verificación de datos del cliente, la revisión de ingresos y egresos y el mostrar constancias de lo que aparecía en cuenta y mostrar fichas de depósito, se diluyen los casos y son excepcionales los clientes que logran recuperar el robo, pero es gracias a su tenacidad. En cada uno de los casos que se ha conocido, el afectado, no descarta que el robo se realiza cibernéticamente por transferencia desde la parte interior del banco.

Claro que no. – Pronto, los resultados del Gobierno Federal sobre la indagatoria de la alta corrupción en obras en Tamaulipas. Como efecto de esto, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), cayó de aproximadamente 800 socios a solamente 200. Cierto que hay suficiente obra en el Estado, pero son selectivos los constructores que la realizan, que son los que están puestos al infle del gasto y la aportación del “diezmo”. Esto es lo que reprochan quienes quedan aún en la CMIC.

Sabía usted que. – Entre el aparente respiro de la pandemia, el Gobierno Municipal reanudó la aplicación del cobro de 485 pesos por la realización de eventos, séase en patios, salones y albercas rentadas, cuyo gasto deberá correr por parte de quien rentó el lugar, no así el propietario. La polémica surgió entre la ciudadanía, debido a que la aplicación de este cobro tiene ante sí un panorama difícil por el alza de precios y los índices inflacionarios que ahogan al país por segundo mes consecutivo.

javierclaudio40@yahoo.com.mx