La nueva legislatura que ayer tomo protesta en el Congreso de Tamaulipas, puede devolverle la H de honorable si es que los diputados de MORENA y sus aliados legislan en favor de la sociedad y no solo para favorecer a una persona, grupo o socios del poder ejecutivo estatal.

Y es que este organismo colegiado tiene más de 30 años cambiando la constitución política de Tamaulipas solo para beneficiar al grupo en el poder y sus aliados y no para que la sociedad mejore los instrumentos legales y se ponga al estado a tiempo con el tiempo que vivimos.

Sin embargo, MORENA debe estar muy alerta con la “operación chapulín” que el PAN instrumenta, ya podría perder la mayoría en el Congreso, y si tienen éxito y logra que seis diputados se pasen a sus filas, es posible que sea el inicio de la debacle morenista en el estado.

Por esa situación creemos que Acción Nacional no está debilitado ni perdido y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca sigue demostrando que tiene la suficiente experiencia, conocimiento y habilidad política para hacer valer el color azul en el Congreso de Tamaulipas.

La desbandada de dos diputadas de MORENA es una advertencia para el diputado Armando Zertuche, la dirigencia estatal y los aspirantes a la candidatura al gobierno estatal, tienen que mejorar la relación con los legisladores de su partido.

Y aunque a Zertuche no le sorprende que las diputadas Leticia Sánchez Guillermo y Lidia Martínez López, se haya ido a la fracción panista, si debe preocuparle porque más de cuatro legisladores han recibido esa misma invitación y si no se activa podría quedarse sin la mayoría en el Congreso.

De igual manera si esto sucede, la próxima elección que renovará el poder ejecutivo del estado, es muy posible que MORENA la pierda, ya que si no es capaz de mantener la mayoría en el Congreso, no tendrá la capacidad de operar la elección.

En fin, si los morenistas buscan que la Cuarta Transformación siga avanzando en Tamaulipas tienen que mostrar un mayor oficio político porque de otra manera MORENA irá perdiendo espacios, presencia en el estado y pudiera ser el principio del final del proyecto de AMLO y la H del Congreso seguirá quedándose guardada en el baúl del olvido.

De salida. Apenas Alejandro Guevara Cobos había declarado que el PRI no sería comparsa de ninguna corriente política, que sabrán comportarse como una verdadera oposición, que los priistas elevarían el debate legislativo aportando experiencia con mucha seriedad y más se tardó en decir todo esto y más, cuando el TRIFE le tumbó su diputación y se la otorgó al PAN.

Con ello Acción Nacional contará con 15 diputados y esto le garantiza tener un mayor control en el Congreso de Tamaulipas y aunque el trabajo legislativo aún no inicia, es posible que el PAN siga avanzando y esto está siendo una lección más para los morenistas, quienes hasta el momento no saben cómo hacerle para mantener la mayoría.