Tirenle al blanco, parece ser la consigna cuando Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del Revolucionario Institucional, saca la cabeza, un día le tupen y otro también.

Y es que los audios que le han destapado y donde se escuchan las negociaciones millonarias que el dirigente priista ha realizado durante su gestión, lo muestran como todo un bandidazo y, por consiguiente, está acabando con lo poco que queda del tricolor.

Alito ya no siente lo duro sino lo tupido y me hace recordar al personaje que interpretó Damián Alcázar en la película de Luis Estrada, La dictadura Perfecta, ¿ya la vieron? -Es una joya-

Hay una escena donde Alcázar; Carmelo Reyes, le dice al periodista que según lo está ayudando a limpiar su imagen, luego que lo evidenciaron en un video: “Quieres que te diga que no soy, pues no soy yo”, dice el pelado en su papel de gobernador. -chulada de cinta-

Al hilo, porque ahora así le dicen a Alito por las derrotas continuas que lleva, está acabando con el PRI. Hace unos días, varios priistas del estado de Sonora, entre alcaldes, diputados y regidores, abandonaron al tricolor y se fueron a Movimiento Ciudadano; partido que al parecer será el refugio, no solo de priistas, sino panistas y de otros institutos políticos.

Hace un par de meses comités completos del tricolor en el estado de Nuevo León se sumaron a la ola naranja para alinearse con el gobierno estatal.

¿EN EL 2023 SE COLOCARÁN LOS ÚLTIMOS CLAVOS A SU ATAÚD?

El próximo año, habrá elecciones en 2 estados del país considerados bastiones del tricolor: Estado de México y Coahuila y lamentablemente para Alejandro Moreno, varias encuestadoras le dan ventaja a Morena en ambas entidades, de ganar el partido del presidente Andres Manuel esos dos estados el 4 de junio del próximo año, prácticamente tiene todo planchado para ganar la grande en 2024.

Al menos que Luis Donaldo Colosio Riojas, sea el candidato del MC y se le sumen, PAN, PRI, PRD y otros partidos locales, el hijo del ex candidato malogrado aparece arriba en las preferencias, un buen porcentaje del electorado, pensarían que, votando por él, le harían algo de justicia, aunque habrá que señalar que también hay un sector que opina que a Luis Donaldo le falta madurar para poder abanderar la candidatura a la presidencia de la república. Veremos qué pasa en los meses siguientes.

Sin embargo, tal parece que esto no detendrá la picada en la que va el Revolucionario Institucional, tan solo en Nuevo Laredo y no se diga en Tamaulipas, sus números dan lastima.  

En esta frontera el PRI perdió más de 70 mil votos en los últimos 3 procesos locales, en el 2010 en la elección municipal, el PRI superó los 80 mil votos, inclusive, el finado Benjamín Galván Gómez, tenía el récord como el candidato más votado, hasta que llegó Carlos Canturosas Villarreal en el 2013.

Para el 2021 también en la elección de ayuntamiento, el tricolor apenas sacó 10 mil 55 sufragios. A nivel estatal solo ganó 4 municipios, pero pequeños: Abasolo, Güémez, Guerrero y Jiménez, en ninguno de los 4 superó los 4 mil votos.

Aun así, hay priistas de corazón que no abandonaran el barco y se quedarán hasta lo último cuál Rous y Jack en el Titánic, con la esperanza de recuperarse y volver a ser el partido ganador que antes fueron, aunque para eso tengan que pasar años, porque al parecer Morena llegó para quedar, 6, 9 o hasta 12 años, al menos que se arme en Nuevo Laredo una oposición inteligente que comience ganando 3, 4 regidurías y luego una diputación, hasta llegar a la alcaldía, aunque eso,  se antoja difícil.

¿Habrá alguien que quiera abanderar esa oposición inteligente?… hasta la próxima