Las diputadas Leticia Hernández, de Morena y Lidia Martínez  del PT,  renunciaron a sus respectivos partidos y se sumaron al PAN, que  engruesa sus filas de 12 a  14 posiciones, en  tanto que la alianza Morena-PT se reduce a 18 asientos.

Se habla de que para convencer a las  diputadas se hizo uso de cañonazos de  cinco millones de pesos, y no los míticos 50 mil pesos de los tiempos del general  Álvaro Obregón. Vaya usted a saber si esto es verdad, pero lo  cierto es que en política nada es casual y menos  gratuito.

Morena sigue manteniendo la mayoría en el Congreso, suficiente para  aprobar leyes y reglamentos y  habrá que ver cuál es el papel que juega el gobierno  federal para apoyar a Morena en Tamaulipas. que a partir de mañana gobierna 10 municipios que concentran el 75 por ciento del presupuesto de los 43 ayuntamientos y el 74 por ciento de la población. Nada mal.

El que  también oficializó  su renuncia a la Comapa es  Luis Moreno que a través de un mensaje que subió a las redes sociales  agradeció  la oportunidad que se le brindó para ocupar esa posición.

En lugar de  Luis Morena se menciona que  estaría Manuel Canales Bermea, pero su llegada está condicionada a que  consiga un permiso para separarse temporalmente de su plaza de agente aduanal. El plan B es Silvia Adriana Fernández, quien también está contemplada para la Secretaría de Servicios Públicos Primarios.

La esposa de Manuel Canales, la ahora ex regidora Blanca Padilla, se va a integrar al equipo de la presidenta municipal Carmen Lilia Canturosas, haciéndose cargo de la dirección del zoológico.

Esperemos que Gina Ferrara asuma con  madurez su salida y no le pase lo que a María Elena  Hoyo que al pedirle su renuncia a la dirección del zoológico de Chapultepec  gritó, pataleó y en principio se negó a renunciar  porque se creía dueña del lugar.

Además, el regidor Jorge  Valdez Vargas, que tendrá un papel clave en la nueva administración,  ya reveló que se han detectado muchas anomalías en el zoológico, durante la etapa de la entrega-recepción.

En otro tema, Nataly  García  tomó protesta como presidenta municipal de Díaz  Ordaz, desde la mañana del miércoles y hasta allá fueron a acompañarla los neolaredesnses Santos Francisco  Hernández, secretario  general del Sindicato Nacional de Infraestructura y Urbano Rivera, secretario del Sindicato de la  Construcción.

También la acompaño su señor padre, Benjamín García Marín.

La joven alcaldesa  está empeñada en cambiarle el nombre al Municipio porque al ex presidente  Díaz Ordaz lo condena su pasado. Con el apoyo del Congreso es muy viable que  consiga  el cambio.

A la madia noche  es el cambio de poderes en el Municipio  y Nuevo Laredo vivirá una  nueva  era, literalmente, a partir de este viernes.

La nueva administración se  ha comprometido a  hacer un cambio profundo en Nuevo Laredo en los primeros 100 días de  gobierno. Que se note la diferencia entre el gobierno que se fue y el que llega. Carmen Lilia tiene mucho interés en trascender, en dejar  huella y para eso se necesita la participación de la sociedad.