Desde el pasado lunes, en que el Delegado de los programas federales en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama visitó al Gobernador García Cabeza de Vaca, se quedó la duda de su la visita fue por cortesía política o como parte de su promoción electoral. Lo cierto, es que como mensajero presidencial no lo creo, ese argumento sólo puede salir de la cabeza de un “político frustrado y pendenciero”.

Tras la visita del delegado de Programas Federales del Bienestar en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama, al Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se desataron infinidad de versiones, suposiciones y especulaciones sobre la visita. Pero la que más destacó, por su tono majadero, altanero y difamatorio, fue la vertida por Alejandro Rojas Díaz Durán, el “Perro Pantorrillero”, quien dijo una bola de barbaridades, por usar un calificativo publicable, a tanta estupidez escupida por este nefasto personaje quien se dedicó a ofender, como es su estilo de hacer política, agraviando a quien se deja, y buscando los reflectores a sus absurdas aspiraciones en Tamaulipas.

Pero a este nefasto personaje, quien presume de ser ahijado y operador -asegura él- del Senador Ricardo Monreal- se le olvida que, las leyes mexicanas obligan a la coordinación de los diferentes órdenes de gobierno, en la operación de los diferentes programas, por lo que se requiere de la reunión de los responsables de cada nivel de gobierno para que cada quien haga lo que tenga que hacer, y los resultados puedan beneficiar a la sociedad.

Una visión perversa del tema hubiera sido pensar que González Valderrama anda haciendo campaña y buscando que lo conozcan en Tamaulipas, de cara a la elección del próximo cinco de junio, tomando como base las declaraciones de Rojas Díaz Durán de hace algunas semanas, en donde afirmó que el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, como propietario de la marca MORENA, ya se había decidido por Valderrama, para ser su candidato al Gobierno de Tamaulipas.

Pero otra explicación es que González Valderrama está queriendo ser institucional y acudió a la oficina más importante de Tamaulipas a saludar al Gobernador García Cabeza de Vaca y a buscar la coordinación a que la Ley los obliga como responsables de los diferentes niveles de gobierno.

Entre otra de sus mafufadas, el “Pantorrillero” declaró que el responsable de los programas federales en Tamaulipas, le trajo un mensaje bomba al Gobernador de Tamaulipas, lo que francamente es un comentario absurdo y que ha generado la hilaridad en varios sectores de la política nacional y la tamaulipeca. Y ello habla de que Rojas ni sabe del asunto ni conoce a López Obrador y todo lo que escupe son ocurrencias. Primero, no sabe del carácter irascible del mandatario mexicano que no cuida las formas y tiene en su mano el manejo absoluto de “Las Mañaneras” y, desde ahí, se lanza un día si y el otro también, contra sus adversarios políticos, por lo cual dijera la Nana Goya, el presidente no necesita vejigas para nadar. Si tuviera algún mensaje contra el mandatario tamaulipeco, podría hacerlo sin intermediarios.

Segundo, si ese fuera el caso, el mensaje se lo hubiese mandado con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López con quien el Gobernador Cabeza de Vaca se reunió hace algunas semanas, por cierto, en una reunión respetuosa y constructiva. Por ello, me parece que más que lastimas al Gobernador de Tamaulipas estas ociosas declaraciones del Pantorrillero, están torpedeando a MORENA y queriendo

No cabe duda que estar escondido debajo de su cama por la serie de demandas judiciales que pesan en su contra, ya le afectaron el entendimiento a Rojas Díaz Durán que ya no sabe que hacer para atraer los reflectores a su favor. Dirían en el argot que “si no la controla, que no la consuma”.

Lo malo es que todo lo que está haciendo este mequetrefe de la política está lesionando las aspiraciones políticas se su alter ego, Ricardo Monreal, rumbo a la candidatura de MORENA por la presidencia de México. Habrá que recordar que después de las pasadas elección del 6 de junio, el presidente López Obrador, lo acusó de “traidor a su movimiento” por la zancadilla que Monreal le metió a Dolores Padierna, a quien le operó en contra para que no llegara como alcaldesa en Cuauhtémoc, la alcaldía, por cierto, más importante de la Ciudad de México.

Así que no hay que buscarle tres pies al gato en la visita de Rodolfo González Valderrama al Gobernador de Tamaulipas, porque si los aspirantes de MORENA a la gubernatura de Tamaulipas no se ponen de acuerdo y siguen dándose con todo, van a llegar desgastados a la contienda electoral. Recuérdese que en la elección de 2016, MORENA con trabajos logró poco más de 32 mil votos con su entonces candidato Héctor Martín garza González “El Guasón” contra los más de setecientos mil que holgadamente, muy holgadamente, obtuvo el actual mandatario de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

PD. 2. En la sesión de anoche de la Cámara de Diputados, los ánimos de desbordaron y la sangre estuvo a punto de llegar al río cuando los grupos parlamentarios se apoderaron de la tribuna y terminaron en empujones, cachetadas guajoloteras y recordatorios maternales. Y es que el tema no era para menos. Se trata del paquete fiscal para el 2022. Se tuvo que decretar un receso para que los ánimos se calmaran.

PD. 3. Por cierto, y en momentos en que a nivel nacional se discute el futuro presupuestal para el país, el Partido Acción Nacional lanzó un reto a las fuerzas políticas representadas en el Congreso de Tamaulipas: hacer un frente común a favor de la justicia presupuestal para Tamaulipas. Así lo afirmó el diputado local, Luis René ¨Cachorro¨ Cantu Galván, coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional.

Cachorro recordó que el gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, ha dicho y repetido que “el cariño se demuestra con presupuesto”. Y por ello señaló que “queremos ver el cariño que los legisladores federales dicen tener por nuestro estado, queremos ver el cariño que nuestros compañeros del Congreso Local, aseguran, tienen por Tamaulipas, es momento de pugnar para que a Tamaulipas le vaya mejor”.

No podemos perder de vista que Tamaulipas, después de la Ciudad de México, es la segunda entidad que más impuestos recauda para el Gobierno Federal, con un promedio de 275 mil millones de pesos anuales, de los cuales sólo el 15 por ciento se regresa a Tamaulipas en programas y obras.

Cantú Galván aseguró que en el Presupuesto de Egresos de la Federación, Tamaulipas es de las entidades menos beneficiadas en todo el país, pues se ubica en el lugar 22 de la tabla de mayor a menor modificación presupuestal, mientras que entidades como Querétaro, Nuevo León y Michoacán recibirán mayores recursos, siendo que su aportación en impuestos a las arcas del Gobierno de la República, es menor a la que hace nuestra entidad.

Por ello -exigió el líder panista- “hagamos un frente común, no por el gobernador, no por el PAN, no por Morena, ni por ningún otro partido político, hagamos un frente común por los tamaulipecos que con sus impuestos contribuyen a la riqueza del país, riqueza que debe reflejarse en el nivel de vida de nuestros representados”.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.