En Voz Alta

Gastón Monge/2081

 

Los funcionarios de la administración naciente que Morena domina en este municipio, además de pertenecer a una ‘élite’ privilegiada por la marca Canturosas, son tan insensibles como el mismo grupo de políticos y administradores privilegiados del PRI y luego del PAN, que fueron gobierno aquí, y tan es así que los mismos vicios y los mismos errores se están replicando entre quienes llaman a esta ciudad el Nuevo Corazón de Tamaulipas.

¿Por qué lo digo? Porque este grupo privilegiado de Morena pertenece a lo que se podría llamar ‘cultura de élite’, en el entendido de que solo un pequeño grupo de funcionarios y administradores municipales toma las decisiones más importantes y domina a la vez el entorno político, económico y social del municipio.

Es así porque pertenecen a un núcleo entronizado que, si bien no nacieron en las altas esferas sociales, el poder político que ostentan los eleva al rango de pertenencia al sector socioeconómico más poderoso en la ciudad, muy por encima incluso de la alta burguesía, y esta peculiaridad les permite tomar  decisiones en nombre de toda la sociedad aunque jamás se les consulte.

Lo que ocurrió el pasado lunes al término de la ceremonia de honores a la Bandera Nacional es solo uno de tantos desplantes, luego que un numeroso grupo de colonos que se presentó en la presidencia municipal a solicitar que se les atendiera de un asunto añejo de regularización de sus tierras, en vez de escucharlos los ignoraron y agredieron al impedirles siquiera acercársele a la mujer que manda en este municipio.

Cierto es que se trata de personas que por razones diferentes invadieron predios de la reserva territorial del municipio, o de ejidos cercanos, y si bien ocupan de manera irregular y posiblemente ilegal el terreno en donde construyeron sus precarias viviendas, ello no es motivo para no ser atendidos.

Los funcionarios municipales fueron groseros, mal educados y hasta ofensivos, y lo peor es que se trata de funcionarios y servidores municipales de un partido político que dice defender las causas populares, y a pesar de que en ese momento estaban todos los regidores, síndicos y funcionarios de alto nivel, ninguno escuchó a los colonos y por el contrario, se retiraron a sus oficinas, indiferentes al reclamo de una causa que los llevó al poder en esta ciudad.

Pero habrá que destacar que poco a poco la oferta de tierra en la ciudad se va agotando, y por el contrario la demanda aumenta constantemente, al grado de que una invasión y una demanda de regularizar un predio, son un rico filón político que puede ser aprovechado por un partido político, por un líder, o por un gobierno.

Y es que las invasiones son el resultado de una pésima planeación urbana de los gobierno, de un excesivo incremento en la demanda de servicios públicos, y de una extremada politización de las movilizaciones de colonos; son extensiones territoriales carentes de todo tipo de servicios, lo que provoca con el tiempo que sus ocupantes acudan con las autoridades con demandas que no pueden ser cumplidas o satisfechas.

Ello significa inversiones millonarias en la dotación de agua potable, drenaje, pavimentación y banquetas, seguridad, escuelas y alumbrado público, algo tan costoso que les asusta a los funcionarios por la sencilla razón de que los pobres no son rentables para ellos, porque no generan la misma plusvalía que una colonia residencial en cuanto a la instalación de empresas, tiendas comerciales y negocios diversos, por lo que prefieren dejarlos en el abandono y a merced de líderes y partidos políticos.

Es por eso que en esta administración municipal, es muy posible que las movilizaciones de colonos sean la tónica ante un gobierno municipal que seguirá siendo insensible, apático, indiferente y carente de voluntad política para resolver los problemas sociales más importantes.

———————————————–

Aunque dicen que no están en campaña política, ya son varios los políticos que han iniciado con costosas giras según ellos, de promoción de programas sociales o de municipios de gran relevancia, pero en el fondo no son más que campañas de posicionamiento en sus partidos respectivos, para ganar el cargo de candidato para ser el próximo gobernador.

Nuevo Laredo no ha sido la excepción. Ya fue visitada por Américo Villarreal, Rodolfo González Valderrama, y más recientemente por Maki Ortiz por el partido Morena, y el miércoles por el alcalde de Tampico, Chucho Nader, del PAN.

Todos quieren ser el candidato y todos trabajan para conseguirlo promoviendo diversos temas aunque algunos nieguen que se trate de una campaña política pero en realidad lo sea.

Pero de ambos partidos solo dos hombres y una mujer destacan por su tenacidad y trabajo en pos de la candidatura. Ellos son el alcalde panista de Tampico, Jesús Nader, quien en base a su trabajo es considerado el mejor alcalde del PAN en todo el país, muy a pesar de que no sea el delfín del gobernador, quien en última instancia deberá distinguir qué es mejor, tener un amigo como candidato (el Truco), o tener un candidato que le garantice el triunfo (Nader). Eso lo decidirá el Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

En Morena ocurre algo curioso con tantos aspirantes, ya que a la batalla cerrada que ofrecen Américo Villarreal y el alcalde de Madero, Adrián Oseguera, se suma la ex alcaldesa de Reynosa, Maki Ortiz, una mujer que le demostró al PAN de Cabeza de Vaca, que ser oposición puede llevar al triunfo, y lo logró con su hijo al colocarlo como su sucesor.

Ahora en las filas de Morena, Maki se perfila como la única mujer, porque no hay otra en Tamaulipas que pudiera ser la candidata al gobierno de Tamaulipas. Tiene la experiencia y el temple necesarios que la llevarían a la candidatura, y ¿por qué no? al gobierno estatal.

Y es que Maki es la única mujer con el perfil adecuado para ser candidata, y así como le demostró al gobernador que querer es poder, así lo puede hacer con el presidente López Obrador, quien de aprobarlo las probabilidades para ella serían muy altas.

—————————————–

P.D. Ya es oficial que el 8 de noviembre sean abiertos los puentes internacionales, por lo que se espera una avalancha de personas que durante varias horas deberán esperar hasta llegar a las garitas de revisión de documentos.

Esto será un bálsamo para el decaído comercio laredense que depende casi en su totalidad de los compradores mexicanos, ya que ellos contribuyen con una derrama estimada en poco más de mil 700 millones de dólares anuales, o más del 50% de las ventas totales, de acuerdo a datos de la Chamber Commerce of Laredo.

Pero esto es incongruente con la política migratoria de nuestros vecinos, cuyo gobierno emprende una cacería de indocumentados simular e incluso superior a la de Donald Trump, al haber detenido y deportado en el presente año fiscal, el triple registrado en los años fiscales 2018 y 2019.

Datos del CBP indican que entre octubre del año pasado y septiembre de este año fueron detenidos y deportados más de 608 mil mexicanos que cruzaron de manera indocumentada la frontera común, cifra que supera en mucho a los 297 mil  711 arrestos del año pasado.

Esta política antimigrante no Eolo es contra los mexicanos, sino contra todos los grupos de personas que intenten llegar a Estados Unidos por la vía incorrecta, aunque cabe destacar que el presidente López Obrador adolece del mismo mal que sus antecesores; se ha doblegado completamente a las decisiones estadounidenses en materia migratoria, y una muestra es el que el secretario de seguridad de aquel país, Alejandro Mayorkas, condicionó a AMLO para que la frontera sur de México sirva como barrera de contención para impedir el cruce de migrantes con destino al norte.

Lamentablemente esta medida ha funcionado con el uso de la violencia, la violación de los derechos humanos y la insensibilidad de las autoridades tanto del INM como de la GN, en no respetar los tratados internacionales ni los documentos consulares que les permiten a los extranjeros transitar libremente por el país.

——————————–

Hasta mañana

gastoneligiomonge@hotmail.com

gastoneligio@gmail.com

www.sincensura.mx