Jesús Ramos Mancilla, actual Secretario de Organización del Comité Municipal del PRI, será candidato suplente a la diputación local, por el distrito 3, que incluye al sur de Nuevo Laredo y a los municipios de Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo y Díaz Ordaz.

Ex regidor, ex presidente del desaparecido grupo político Aproter, que agrupaba a profesionistas y técnicos, especializado en la operatividad en el territorio, Ramos compite en una  temporada muy complicada para el PRI, que ya  no controla ninguno de los  tres niveles de gobierno, lo que le permitía el acceso a los recursos oficiales y  facilitaba la competencia.

Ciertamente, igual que hoy se encuentra el PRI, lo estuvieron el PAN y  Morena. ¿O ya se les olvido a los primeros cuando nadie quería ser candidato, porque era tirar el dinero a la alcantarilla?

Hace 20 años, el PAN  tenía 115 militantes, muchos  de ellos  hermanados por los lazos familiares. Y tenía 115 militantes por el boom del triunfo del primer comediante en llegar a la presidencia, pues si nos vamos años más atrás, la desolación  era mayor, eso sí, eran pocos, pero con principios y por eso veíamos a Francisco García Lozano, a Rafael Orozco, Eloy Vega o  Jaime Bulás,  defendiendo las causas populares en movimientos en los que estaban solos, literalmente. ¡Y  no se rajaban! A ninguno de ellos les  tocó la  época de las vacas gordas.

Y en el caso de Morena,  hasta el 2011, cuando era un movimiento, pocos se acercaban. Incluso  le siguieron  haciendo el feo cuando en el 2015  participó por primera vez en la elección de diputados  federales. Pocos, o casi nadie, estuvo  dispuesto a participar, a diferencia de hoy que sobran candidatos.

Cuando el PRI controlaba todo,  incluidos los apoyos sociales, eso no fue impedimento para que perdiera. Igual les puede pasar al PAN  y Morena, si no  manejan  bien el asunto de los apoyos sociales, que a fin de cuentas salen de los impuestos, no de los bolsillos de los  funcionarios.

Resumiendo,  difícil el panorama para el  PRI, cómo difícil estaba en los  tiempos en que el PAN y  Morena eran opositores.

Mientras tanto, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, dio a conocer que más de 3.500 personas se anotaron como aspirantes a candidatos a diputados federales.

Hay un promedio de 12 aspirantes por cada uno de los 300 distritos, lo que nos da una idea del entusiasmo de los morenistas, que  sienten que ya ganaron la elección, antes de que esta comience. Aquí en Nuevo Laredo hubo ocho anotados, tres mujeres y cinco hombres. Hay que recordar que Morena va aliado con el Verde y PT en 151 distritos, por lo que a los 3,500 aspirantes mencionados hay que añadir otros cientos por parte de estos dos partidos.

Y si por mayoría hubo exceso de aspirantes, ya imaginamos como será el registro de aspirantes por el principio de representación proporcional, programado para el día 16 de este mes.

Por lo pronto, Pepe Carmona anunció en sus redes sociales que se va a  registrar para las pluris, los que se supone son  escogidos mediante una tómbola o sorteo,  Este señor  antes anduvo en el PRI y en el PAN, con  cargos de primer nivel.