·        Desde debajo de su cómoda cama en una de sus lujosas residencias compradas con recursos de procedencia ilícita, obtenidos al amparo del poder público, el llamado “Perrito Pantorrillero” lanza improperios y amenazas, “atrás de la raya”, no sea que lo vayan a dar “frescobote” por difamación y amenazas. Pero en una de esas…

Dicen en mi pueblo que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta. Y eso, por supuesto, que no aplica para el defeño, Alejandro Rojas Díaz Durán, un mequetrefe charlatán, intento de político en ciernes, que sueña con ser candidato a Gobernador de Tamaulipas, lo que simplemente no puede ser porque, sencillamente, Rojas NO ES TAMAULIPECO NI VIVE EN TAMAULIPAS.

Las aspiraciones de Rojas Díaz Durán son, sin duda, sueños húmedos derivados de la necesidad de mantener el nivel de vida “de Sultán” que ha llevado en los últimos años, y que no corresponde a la “honrosa medianía del servicio público” como tanto vocifera. Y eso sería muy bueno que lo sepa el presidente de México y que le explique a él y a los tamaulipecos que han “creído” sus mentiras, como fue que se hizo de tantos bienes materiales, “carísimos” por cierto. Bueno, es tal la riqueza material de Rojas Díaz Durán, que ya sus amigos le dicen “el nopal”, debido a que todos los días se le encuentran a este señor nuevas propiedades.

Lo interesante sería que el también llamado “Perrito Pantorrillero” hiciera públicos los nombres de sus financiadores en la costosa campaña que ha emprendido para lograr el sueño guajiro de ser candidato de MORENA al Gobierno del Estado, que, aunque llueva, truene o relampaguee, no va a serlo porque es fuereño, no es tamaulipeco, aunque él se excite cada que grita a los cuatro vientos que es tamaulipeco por todos los costados, lo que por supuesto que no es. Y el otro asunto que debe aclarar, sus financiadores, a cambio de que, le están invirtiendo a una fallida campaña.

Pues resulta que este cobarde personaje, nomás olió que podría ser encarcelado por hocicón, y de inmediato puso los pies en polvorosa, a la voz de “más vale una graciosa huida que una apasionada entrega”. Y se fue. Y desde su lujosa residencia en la Ciudad de México, se desgañita lanzando ofensas y amenazas contra el Gobernador de Tamaulipas, en redes sociales, demostrando que su máximo logro en la vida es ser un cobarde y vividor.

Pero como siempre, algo les sale mal a los delincuentes. Ahora resulta que un juez federal le negó al “Pantorrillero” una suspensión definitiva a la solicitud de amparo promovida por el morenista.

Y es que hay que recordar que el “senador suplente” fue denunciado el pasado mes de abril por falsificación y uso de documentos públicos privados, presentada ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción. Y entonces, a Rojas Díaz Durán se le han girado varios citatorios ante la Fiscalía y ha desacatado la totalidad de los ordenamientos judiciales, por lo que de ser ubicado en cualquier lugar de Tamaulipas podría ser utilizada la fuerza pública para llevarlo a cumplir con su comparecencia.

El amparo negado a Rojas Díaz Durán, fue promovido contra “la orden de aprehensión y/o comparecencia y/o presentación y/o arraigo, así como su ejecución” de autoridades de Tamaulipas.

En la demanda de amparo que presentó el pasado mes de julio ante el Juzgado Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal, Rojas Díaz Duran solicitó al juez la suspensión para no ser obligado a comparecer o ser presentado ante la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas. Y el Juez Federal, Augusto Octavio Mejía Ojeda, difirió para el próximo 18 de octubre a las nueve horas con treinta minutos, la audiencia constitucional por los actos señalados en el expediente 595/2021.

 

Así que, por lo pronto, Rojas Díaz Durán, desde debajo de su cama en algunas de sus fastuosas madrigueras, lanza improperios, amenazas y barbajanadas contra el Gobernador de Tamaulipas, en una actitud fajadora y retadora, pero cobarde, que lo único que le está generando a este “balín líder” es el desprecio de los tamaulipecos. ¿Merecería ser llamado líder este mequetrefe? Claro que no. Por supuesto que no. Ni pa’ fajador sirve.

 

PD. 1. Por cierto, y hablando de este mesiánico personaje, este medio día el presidente del PAN en Tamaulipas, Luis René “Cachorro” Cantú Galván, denunció a Alejandro Rojas Díaz Durán, Senador suplente de Ricardo Monreal, por enriquecimiento inexplicable y uso de recursos de procedencia ilícita. El “Cachorro” ratificó, dirigiéndose al “Perrito Pantorrillero”, que lo que se dice con la boca se sostiene con los pantalones, algo que difícilmente conoce Rojas Díaz Durán, tan acostumbrado a amenazar a lo “tarugo”, a diestra y siniestra, y luego esconderse debajo de la cama. Ahora, queda el balón en la cancha de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas.

La denuncia fue por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero tras detectarse una serie de propiedades cuyo valor no concuerdan con los ingresos obtenidos en su vida laboral o de funcionario público. Bueno, hasta donde ha llegado este personaje que, para no pagar tenencia de uso de automóvil, les sacó placas a sus lujosos vehículos en el estado de Morelos. Hasta ahí su mezquindad y miserabilidad. La semana entrante, Cachorro denunciará al “Perrito Pantorrillero” ante la Fiscalía General de la Republica.

PD. 2. La titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, compareció ante el Senado de la República como parte de la glosa del Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ahí, la funcionaria federal dijo, textualmente: “En 50 estados, se concentra el cincuenta por ciento de los homicidios dolosos del país”. Lo que han transformado nuestro país en esta 4T, que hasta la conformación geopolítica de la nación ha cambiado: de 32 entidades, crecimos a 50 en menos de tres años.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.