• Han pasado 26 años del asesinato del ex candidato del PRI a la presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio Murrieta.
  • Andrés Manuel López Obrador no termina de creer en el Coronavirus.
  • Que cumpla el Instituto Nacional de Migración su compromiso con los migrantes: Gobernador de Tamaulipas.
  • COMAPA de Río Bravo trabajando por el bien de la población.
  • Por coronavirus, Congreso de Tamaulipas, suspende sus actividades.
  • Procurador Federal del Consumidor: que los empresarios gasolineros “no se pasen de rosca”.

 

La noche del sábado 27 de noviembre de 1993, la noticia corrió como reguero de pólvora. Después de meses de especulaciones y grillas, el tapado del PRI había sido destapado. El Partido Revolucionario Institucional comunicaba que los sectores de ese instituto político se habían pronunciado por Luis Donaldo Colosio Murrieta como su candidato a la presidencia de la República. Esta decisión, dejó atrás a personajes como Manuel Camacho Solís, quien era, junto con Colosio, el otro candidato fuerte a ser nominado rumbo a la sucesión presidencial.

Este 23 de marzo se cumple un año más. Y ya son 26, del asesinato del entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional a la presidencia de México, Luis Donaldo Colosio Murrieta. Esa tarde de miércoles, Colosio caminaba entre una gran masa de gente después de haber concluido un evento en Lomas Taurinas, Tijuana, en Baja California, una colonia muy depauperada de la fronteriza ciudad.

 

De fondo, se escuchaba a muy alto volumen, la canción “La culebra” interpretada por de la Banda Machos y al momento de la estrofa ¡Huye Jóse! sonaron dos detonaciones de arma de fuego. Los balazos fueron en contra de Colosio, quien cayó herido en el terregoso terreno, mientras se desataba el caos y los asistentes y organizadores corrían por todos lados.

 

En medio del desorden, los guardias que llevaba Luis Donaldo Colosio lograron subirlo a la camioneta Blazer en que llegó el candidato y lo sacaron del lugar, aún con vida, para trasladarlo al Hospital General de Tijuana, nosocomio ubicado a poco más de cinco kilómetros de Lomas Taurinas y donde Colosio perdería la vida horas después del atentado. Así lo explicó a los medios de comunicación congregados en ese lugar, Liébano Sáenz, entonces vocero de la campaña presidencial del sonorense.

 

Pero lo que al día de hoy no ha quedado realmente claro ha sido: ¿cuál fue la motivación real para privar de la vida al ex secretario federal de Desarrollo Social? ¿Fue el de Colosio un crimen de Estado? ¿Cuántos “Aburtos” participaron en el atentado? ¿Hubo voluntad política para resolver el crimen? ¿O se fueron por la libre para “dejar hacer” “dejar pasar”?

 

Pero lo realmente grave es que seguimos, como lo vio Luis Donaldo Colosio Murrieta, viendo a un México con hambre y sed de justicia. Y aquí le comparto un breve extracto del discurso de Colosio del 6 de marzo de 1994, en la ceremonia del aniversario del PRI, una magnífica pieza oratoria, cuyo mayor mérito es observar a un país que en 26 años parece no haber cambiado en nada.

 

“¡Cambiemos, sí! ¡Cambiemos! ¡Pero hagámoslo con responsabilidad, consolidando los avances reales que se han alcanzado, y por supuesto, manteniendo lo propio: nuestros valores y nuestra cultura!

¡México no quiere aventuras políticas! ¡México no quiere saltos al vacío! ¡México no quiere retrocesos a esquemas que ya estuvieron en el poder y probaron ser ineficaces! ¡México quiere democracia, pero rechaza su perversión: la demagogia!

Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración del poder que da lugar a decisiones equivocadas; al monopolio de iniciativas; a los abusos, a los excesos. Reformar el poder significa un presidencialismo sujeto estrictamente a los límites constitucionales de su origen republicano y democrático.

 

Yo veo un México de comunidades indígenas, que no pueden esperar más a las exigencias de justicia, de dignidad y de progreso; de comunidades indígenas que tienen la gran fortaleza de su cohesión, de su cultura y de que están dispuestas a creer, a participar, a construir nuevos horizontes.

 

Yo veo un México de campesinos que aún no tienen las respuestas que merecen. He visto un campo empobrecido, endeudado, pero también he visto un campo con capacidad de reaccionar, de rendir frutos si se establecen y se arraigan los incentivos adecuados.

 

Veo un cambio en el campo; un campo con una gran vocación productiva; un campo que está llamado a jugar un papel decisivo en la nueva etapa de progreso para nuestro país.

 

Yo veo un México de trabajadores que no encuentran los empleos ni los salarios que demandan; pero también veo un México de trabajadores que se han sumado decididamente al esfuerzo productivo, y a los que hay que responderles con puestos de trabajo, con adiestramiento, con capacitación y con mejores salarios.

 

Yo veo un México de jóvenes que enfrentan todos los días la difícil realidad de la falta de empleo, que no siempre tienen a su alcance las oportunidades de educación y de preparación. Jóvenes que muchas veces se ven orillados a la delincuencia, a la drogadicción; pero también veo jóvenes que cuando cuentan con los apoyos, que cuando cuentan con las oportunidades que demandan, participan con su energía de manera decisiva en el progreso de la Nación.

 

Yo veo un México de mujeres que aún no cuentan con las oportunidades que les pertenecen; mujeres con una gran capacidad, una gran capacidad para enriquecer nuestra vida económica, política y social. Mujeres en suma que reclaman una participación más plena, más justa, en el México de nuestros días.

 

Yo veo un México de empresarios, de la pequeña y la mediana empresa, a veces desalentados por el burocratismo, por el mar de trámites, por la discrecionalidad en las autoridades. Son gente creativa y entregada, dispuesta al trabajo, dispuesta a arriesgar, que quieren oportunidades y que demandan una economía que les ofrezca condiciones más favorables.

 

Yo veo un México de profesionistas que no encuentran los empleos que los ayuden a desarrollar sus aptitudes y sus destrezas.

 

Un México de maestras y de maestros, de universitarios, de investigadores, que piden reconocimiento a su vida profesional, que piden la elevación de sus ingresos y condiciones más favorables para el rendimiento de sus frutos académicos; técnicos que buscan las oportunidades para aportar su mejor esfuerzo.

 

Todos ellos son las mujeres y los hombres que mucho han contribuido a la construcción del país en que vivimos y a quienes habremos de responderles.

 

Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.

 

Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Ciudadanos que aún no tienen fincada en el futuro la derrota; son ciudadanos que tienen esperanza y que están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso. Yo veo un México convencido de que ésta es la hora de las respuestas; un México que exige soluciones. Los problemas que enfrentamos los podemos superar”.

 

Y al día de hoy miles de ciudadanos, quizás millones, seguimos viendo, viviendo y sufriendo ese mismo México que observaba Colosio y que soñó con cambiar. Hoy, millones de mexicanos seguimos sufriendo por la falta de oportunidades y por la falta de esperanza en una mejor calidad de vida. Hoy, millones de mexicanos seguimos esperando que México cambie, a pesar de las promesas que al final se han quedado en eso, promesas, de que habríamos de vivir en un país mejor. ¿Coincidencia? No lo sé, pero lo que si se es que a 26 años de distancia, la visión de Luis Donaldo Colosio sobre este México, sigue prevaleciendo a pesar de las promesas y de las supuestas transformaciones.

 

P.D. 1. Por cierto, ayer durante su gira por Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunciaba que decidió bajar el precio de la gasolina “para que nos ayude a atemperar, para que no se sienta tanto la crisis económica” generada por el avance del coronavirus en todo el mundo, y por la disputa comercial del petróleo entre Arabia Saudita y Rusia.

 

Y más tarde, pareciendo corregir el dato, López Obrador compartió en sus redes sociales, un video en el que asegura que no todo “son malas noticias”, asegurando que el precio de las gasolinas ha bajado “debido a la caída en el precio internacional del petróleo”.

 

En el video, se observa a AMLO en una gasolinera en Tlacolula, Oaxaca en donde se muestra que el precio de la gasolina Magna es de 16 pesos con 65 centavos, mientras que la Premium está en 17.79 pesos.

 

Asimismo, pese a que algunos estados han decretado emergencias para que la población evite salir a las calles y la Secretaría de Salud ha advertido que los casos de coronavirus pueden aumentar exponencialmente, el presidente Andrés Manuel López Obrador, desde el restaurante La Teca, en Oaxaca, llamó a la población para que no deje de hacerlo -salir a la calle-, y expresó que el coronavirus aún está en la primera fase de la contingencia, por lo que no se tienen que tomar “medidas exageradas”.

 

“Yo les voy a decir cuándo no salgan, pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica, sigan llevando a la familia a comer, a los restaurantes, a las fondas, esto es fortalecer la economía familiar y popular”, comentó López Obrador al pedir confianza a los mexicanos frente al Covid-19.

 

“Vamos a seguir haciendo la vida normal y en su momento el presidente les va a decir cuando hay que guardarnos y ahora todavía con sana distancia podemos seguir conviviendo”, enfatizó López Obrador, quien pidió a la población “estar preparados y no pensar que no nos va a afectar… puede que nos afecte y puede escalar el problema, pero vamos a salir adelante”, concluyó en el video.

 

Y son estos juicios, lo que nos hace pensar que el primer mandatario, o no está bien informado o le gusta llevar la contra a los expertos, porque si analizamos los casos de Italia y España, nos daremos cuenta que esa liviandad en las acciones es lo que ha generado un serio problema de salud a la población. Expertos de salud piden a la sociedad mexicana prudencia para no complicar más el ya de por si complicado escenario nacional. ¿O a poco usted cree que el dólar volverá a bajar a menos de $18 pesos por billete verde? Yo creo que no. ¿O a poco Usted cree que en el corto o mediano plazo se van a recuperar los empleos que se pierdan por la pandemia? Me parece que no. ¿O a poco Usted cree que la economía mexicana se recupere en unos cuantos meses, digamos para cerrar el año? Yo creo que no. Y si al difícil escenario económico nacional le sumamos un difícil escenario de salud, quien sabe a dónde llegue este país.

 

Por ello, en este momento, y más que nunca, se requiere prudencia, inteligencia, y lo que yo he venido insistiendo en las últimas colaboraciones: se requiere un serio llamado a la unidad nacional, donde el propio titular del ejecutivo haga su parte, porque seguir acusando a los adversarios de corruptos, de rateros, o de abusivos, de transas y de “pasados de rosca”, sin pasar de las palabras a las acciones legales, seguirá siendo, lamentablemente, un triste ejercicio de demagogia.

 

PD. 2. El Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, llamó a la Federación a atender la situación de los migrantes hacinados en los municipios fronterizos de nuestro estado, sector poblacional que también están en alto riesgo de contraer el Coronavirus. Son más de trece mil los migrantes que están en esta circunstancia más los que se suman cada día intentando pasar la frontera y lograr una mejor calidad de vida.

Y es que desde julio del pasado 2019, se firmó un compromiso con el Instituto Nacional de Migración, quien se comprometió a habilitar un espacio para concentración de migrantes en Colombia, Nuevo León, y después de varios oficios sigue sin atenderse esta difícil situación, que se torna más grave ante la presencia de la pandemia del Coronavirus.

 

Y entonces, hoy están en riesgo, no sólo los migrantes que están en espera de que se les dé una respuesta a su petición por parte de las autoridades de los Estados Unidos, lo que no se sabe con certeza cuando habrá de suceder, sino también se está poniendo en riesgo la salud de los tamaulipecos de esa zona del estado. Y reitero, cada día llegan más migrantes que imaginan con alcanzar el “sueño americano”

 

PD. 3. Por cierto, un estudio de la encuestadora Masive Caller, donde se le preguntó a la sociedad de los diferentes estados del país, si su gobernador era el líder era el líder que se requiere para enfrentar esta crisis -la del Coronavirus- y si está tomando las medidas correctas ante la situación.

 

El Gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca se ubicó en esta encuesta en cuarto lugar, sólo debajo de los mandatarios de Yucatán, Sonora y Jalisco, con 72% de aprobación. Y esa medición reitera lo que los tamaulipecos han venido pensando y expresando del Gobernador García Cabeza de Vaca, dado que en las mediciones de, prácticamente lo que va de la administración, el mandatario tamaulipeco se ha venido manteniendo en el TOP FIVE de las encuestas.

 

Por el otro lado, los gobernadores peor evaluados fueron Aguascalientes, Estado de México, Puebla, Chiapas y la Ciudad de México, lo que tampoco es una sorpresa, dado que estos mandatarios no salen, precisamente, del sótano de las preferencias ciudadanas.

 

PD. 4. Durante mucho tiempo, Río Bravo vivió graves deficiencias en los servicios de drenaje sanitario, incluso con exposición de aguas negras en algunos sectores de la avenida Constitución, así como en las calles Libertad y en la Rayón, del fraccionamiento Río Bravo.

 

¿Qué fue lo que ocurrió? Sucedió que, en 2019, el gerente general de Comapa Río Bravo, Raúl García Vivián, presentó un proyecto de inversión al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, con el cual se repondría el drenaje dañado en el primer cuadro de la ciudad.

 

Y ante el éxito de la gestión de García Vivián ante el mandatario tamaulipeco, en lo que va de este 2020, el Gobierno del Estado ha trabajado muy fuerte en dichas obras, para ofrecer un servicio de calidad a los usuarios.

 

García Vivián aseguró que “desde el principio de nuestra gestión, le hemos entregado al Gobernador diferentes proyectos para revertir las graves deficiencias que se tenían en Comapa de Río Bravo y fue, gracias a su respuesta, que el funcionamiento ha cambiado para bien”, mencionando que actualmente ya han tendido varios kilómetros de tubería de agua potable y de drenaje y el resultado ha sido de usuarios satisfechos con el servicio que se refleja en el pago puntual del recibo de agua.

 

Finalmente, García Vivián, aseguró que para lo que resta de este año, aún se tiene contemplado terminar diversas obras, entre las que se encuentra la ubicada en Avenida Guanajuato, en donde se requiere sustituir la tubería. Así es que, con buenas acciones y con el apoyo del Gobierno de Tamaulipas, la COMAPA de Río Bravo avanza a paso firme.

 

PD. 5. El Congreso del Estado, como una medida de responsabilidad, decidió suspender las sesiones a partir de esta semana, para evitar cualquier contagio entre personal del Poder Legislativo y de los propios congresistas. Y es que para esta semana estaba convocada la plenaria para el día 25, sin embargo, ésta quedará cancelada hasta nuevo aviso.

 

Lo anterior, forma parte de un acuerdo surgido de la Junta de Coordinación Política, que dirige el panista Gerardo Peña Flores, atendiendo las recomendaciones de las autoridades de salud respecto a la contingencia por el covid-19. Y lo que queda claro, primero certidumbre y después grilla.

PD. 6. ¿Por qué el Procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, si sabe quiénes son los empresarios gasolineros que son unos “Pasados de Rosca” no les aplica la Ley? Porque lo que se necesita no es puro verbo, amenazas e insultos, sino la aplicación estricta de las normas. ¿Acaso será que andará buscando alguna candidatura a un puesto de elección popular y necesita ganar puntos con su jefe?

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.