El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, el morenista Armando Zertuche Zuani, reveló que se revisa con lupa el  gasto ejercido por la anterior legislatura y en su momento se dará a conocer si  se detectó irregularidades.

Este año el Congreso ejerció 191 millones 121 mil pesos, de los que 159 millones 421 mil se destinaron al pago de salarios.

Como el Congreso anterior estaba controlado por el PAN, a los diputados panistas y sus aliados les iba requetebién, pues además de su dieta normal, recibían  pagos extras por respaldar las iniciativas del ejecutivo. El mayoriteo no era gratuito y  eso es lo que  Morena quiere detectar.

En otro tema,  informa el  delegado estatal de los programas federales, Rodolfo González Valderrama, que en Tamaulipas  hay  500 mil beneficiarios  que en conjunto  reciben más de 8 mil millones de pesos.

Al no haber intermediarios se reduce el riesgo de que los recursos oficiales terminen en el bolsillo de algún pillo  funcionario.

Estos recursos se distribuyen de manera directa, a  través de 17 programas.

Tamaulipas  tiene una población de 3 millones 528 mil   habitantes y el presupuesto que maneja el gobierno del estado es de 63 mil 580 millones, lo que significa que uno de cada siete tamaulipecos recibe  ayuda directa del gobierno  federal.

El gobierno  federal invierte  en los ciudadanos 1 peso por cada 8 que  gasta el gobierno de Tamaulipas y en muchísimos casos nada de esos 8 pesos le toca a los ciudadanos. Todo esto explica porque muchísimos tamaulipecos adoran al Presidente  Andrés Manuel López Obrador y porque el gobernador Francisco García encabeza las encuestas de los  gobernadores más impopulares del país.

En otro tema,  ya se ve  cercana la reapertura de los puentes internacionales para  todo tipo de  viajeros. Desde el 21 de marzo de 2020  solo se permite el paso para viajes esenciales.

El 9 de noviembre  autoridades de México y Estados Unidos darán a conocer la fecha de la apertura y entonces sí, se acabaran  los privilegios para el comercio  fronterizo que  hizo su agosto aprovechando el cierre para vender productos americanos  y nacionales al precio que quisieron. Para mantenerse vigentes van a entrar a la competencia ofreciendo precio, pero también  calidad y atención.

Basta  ir a Monterrey o a la Ciudad de México para ver el éxito que tienen las tiendas dedicadas a vender solo productos americanos, desde cereales,  frituras, dulces, gomas de mascar, refrescos. La gente se pelea los productos.

La competencia es  sana.

Por otra parte, en las redes sociales hoy apareció una imagen de Ramón  Gómez Leal con la leyenda “Sí, quiero ser gobernador de Tamaulipas”. Todo mundo quiere lechita quemada, pero no todos tienen  acceso.

El que se  ha visto muy atareado con su regiduría es Santos  Francisco Hernández, pues  está trabajando de manera directa en el territorio, sin descuidar su  posición como secretario  general del Sindicato Nacional de Infraestructura, que se ha estado  fortaleciendo. Ambas actividades se empatan, pues el objetivo es ayudar a la gente.

Santos Francisco es un  hombre de trabajo y resultados y lo está demostrando. No lo pierda de vista, esta destacando y va destacar más.