En Voz Alta

Por Gastón Monge/2078

 

Ya pasaron seis días desde que Carmen Lilia Canturosas tomó posesión oficial del cargo de presidente municipal de esta ciudad, pero el asombro no hace presa de nuestro sentido común, ya que en la pasarela política de esta nueva administración vemos como réplica de un mal sismo a los mismos funcionarios, hombres y mujeres que sirvieron a los intereses de la administración del hermano de Carmen, el ex alcalde Carlos Canturosas, por lo que es probable que los mismos vicios, las mismas fallas, los mismos males y los mismos defectos salgan a flote poco a poco, pero ahora bajo el consentimiento de una autoridad municipal diferente… sí, pero con los mismos genes.

Antes de tomar posesión del cargo los primeros minutos del uno de octubre, quienes nos dedicamos a la comunicación ya sabíamos los nombres de quienes ocuparían los cargos más importantes en las dependencias municipales en  las que se maneja casi todo el dinero de las arcas de la hacienda municipal, así como de las áreas más sensibles, aquellas que tienen un contacto directo con los desposeídos, a quienes por lo general olvidan cuando la opulencia y la soberbia hacen a un lado el verdadero don de servicio, sean del PRI, sean del PAN…o sean ahora de Morena.

Así, el gobierno del cambio, ese que tanto se pregonó desde antes de iniciar las campañas políticas que terminaron con el avasallador triunfo de un partido mal llamado de la esperanza, aterriza e inicia mal en esta ciudad al imponer y aceptar síndicos y regidores, con un burdo circo que presentaron a través de ternas, a los mismos hombres que trabajaron de manera incondicional para Carlos Cantúrosas en las áreas en donde se maneja el mayor presupuesto municipal.

Obras públicas ejercerá mil 200 millones de pesos, casi la mitad de los poco más de tres mil millones que serán destinados a la ciudad, y en esta dependencia tan delicada estará un hombre, Carlos de Anda, quien durante su gestión con Carlos Canturosas, hizo obras millonarias que el tiempo está pudriendo por no haber sido de utilidad social y sin haber dado una explicación sobre los motivos y yerros cometidos en dichas obras..

En la tesorería estará otro incondicional de Carlos, Roberto Herrera, para manejar ese rico, jugoso y apetitoso presupuesto multimillonario, mientras que otro hombre del mismo gremio, Juan Ángel Martínez, será quien tome las decisiones políticas y administrativas más importantes después de Carmen Lilia.

Tal vez Enrique Álvarez del Castillo, un ex priista de toda la vida que cambió sus aspiraciones en el PRI por un puñado de ambiciones en Morena, suavice un poco las asperezas que seguro brotarán con el tiempo de esos servidores públicos privilegiados por la mano de una firma que pretende perpetuarse en el poder utilizando para ello el mimetismo político.

Pero no es casualidad que Álvarez del Castillo sea el contralor municipal, ya que su prestigio y buena imagen permitirá a esta administración mandarle un mensaje a empresarios, comerciantes, organismos y sociedad civil, de que los balances financieros, la supervisión de la gestión, el uso de los bienes y los recursos municipales, se harán con transparencia y honestidad, conceptos que desde siempre pregonan todos los políticos cuando asumen el poder, hasta que el tiempo borra con pasmosa facilidad su dudoso contenido.

Dice Carmen Lilia que no permitirá abusos, corrupción ni impunidad durante los tres años de su gobierno, y mientras llama malos gobernantes y casi bandidos a Enrique Rivas y Arturo Sanmiguel, quienes gobernaron por cinco años esta ciudad bajo las siglas del PAN, olvida que su hermano Carlos también gobernó tres años con las siglas del PAN, y de él no menciona nada, a pesar de que durante su gestión se le acusó de muchas cosas que la autoridad deberá comprobar o archivar, además de haber sido ella misma regidora y diputada local por Acción Nacional.

————————————-

 

¿En dónde están pues, la dignidad, la lealtad partidista y la honorabilidad política? Predicar con el ejemplo es la máxima de los buenos gobernantes, pero hasta el momento esta ciudad lamentablemente adolece de tener desde siempre malos gobernantes surgidos del PRI, del PAN y posiblemente ahora de Morena, pero solo el tiempo dará su veredicto.

Mientras tanto los ciudadanos deberán prepararse para sufrir una nueva embestida de un cabildo que estará totalmente sometido a los designios de una mayoría morenista que decidirá lo que deberá y no deberá hacerse en la ciudad, porque la verdad, la nimia oposición representada por 7 regidores de partidos diferentes, solo representará sus propios intereses, porque en vez de gestores sociales, serán negociadores para sí mismos.

Así ha ocurrido siempre. Los que antes fueron opositores en el cabildo, ahora pertenecen al ala conservadora, y los que eran conservadores ahora dicen que serán oposición; un burdo juego de palabras que en la práctica cotidiana y en el terreno de lo social se traduce en más de lo mismo, es decir, más pobreza, más abandono, más desinteres y más descuido en una ciudad permanentemente destrozada por la ignominia, la ambición y la abulia oficial.

—————————————-

 

Durante la toma de posesión de Carmen Lilia como presidenta municipal, llamó la atención la presencia de la ex candidata del PRI al mismo cargo, Cristabel Zamora, a quien se le vio muy contenta y muy animada; y de ella se rumora que pronto podríamos verla fungiendo como probable funcionaria municipal en esta administración. ¿Será posible que pueda renunciar al PRI para buscar nuevos horizontes políticos? Si muchos priistas ya lo hicieron porqué ella no? Aunque actualmente salir de un partido para irse a otro ya no es cuestión de principios ni de lealtad.

Así lo hizo Carmen Lilia, así lo hizo Yahleel, y probablemente así lo hagan el ex diputado local del PAN Manuel Canales, y el ex diputado federal por el mismo partido, Salvador Rosas, quienes andan muy resentidos con su partido.

————————————–

 

Los reacomodos en el Congreso de Tamaulipas, con la adhesión de las diputadas locales Leticia Sánchez y Lidia Martínez al PAN, podrían beneficiar a este partido en la toma de decisiones, y frenar en algo las intenciones de Morena para hacer modificaciones o reformar a la Constitución política de la entidad, lo que desde luego beneficia al blanquiazul y podría afectar la mayoría morenista, si otros diputados deciden dejar las filas de Morena.

————————————-

Hasta mañana

gastoneligiomonge@hotmail.com

gastoneligio@gmail.com

www.sincensura.mx