Gastón Monge

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Ante la posibilidad de que migrantes de Honduras puedan llegar a Tamaulipas para intentar ingresar a Estados Unidos por esta frontera, la Dirección de Protección Civil monitorea todos los días la posible ruta que pueda tomar el contingente que burló a las autoridades migratorias y a la Guardia Nacional en Chiapas.

En el caso de que puedan llegar de manera directa a los puentes internacionales, Protección Civil en coordinación con otras autoridades, intervendrían para impedir que puedan cruzar de manera ilegal a Estados Unidos por los puentes de Nuevo Laredo.

“Estaríamos dentro el cerco porque se estaría poniendo en riesgo un bien estratégico, y porque un cierre del puente ocasionaría un serio problema a la ciudad”, señaló el titular de este organismo municipal, Omar Enríquez.

Comentó que está en constante plática con las autoridades locales del Instituto Nacional de Migración y de Protección Civil de los municipios por los que transitan los migrantes de aquel país centroamericano.

Comentó que cuenta con varias versiones de la cantidad de hondureños que se dirigen a la frontera norte de México, pero dijo que existe la posibilidad de que algunos lleguen a Nuevo Laredo en los próximos días, y que lo primero sería centralizarlos en el albergue, realizarles revisiones médicas y darles tratamiento médico a las embarazadas, en caso de que las haya.

Agregó que de llegar a la ciudad estará en coordinación constante con las demás autoridades para establecer los mecanismos para la atención de esos migrantes, pro aclaró que la primera autoridad que debe intervenir es el INM, para poder actuar.

“Nosotros solo apoyaríamos dentro del margen de nuestras atribuciones, porque no somos una fuerza de seguridad pública, pero en caso de que los bienes estratégicos del estados estuvieran en riesgo, entonces sí tendríamos que intervenir”, explicó.

Recordó que una situación de este tipo ya ocurrió con los africanos, pero en apego al respeto a los derechos humanos, pero también para evitar que se violen los derechos humanos de los ciudadanos de Nuevo Laredo.

Luego de los violentos hechos de esta semana en que los migrantes pasaron de manera ilegal la frontera de Guatemala con México, un numeroso grupo se internó a México y marcha hacia el norte, aunque de acuerdo a Enríquez, no se sabe aún que ruta tomarán con rumbo a Estados Unidos.

“Hasta que no se reagrupe esa caravana no sabremos exactamente cuál es el ritmo que llevan y hacia  donde se dirigen”, refirió.

En este momento solo hay cuatro hondureños de un total estimado de 80 que se encuentran en el albergue municipal, pero también hay salvadoreños, guatemaltecos, cubanos y mexicanos, además de 7 africanos que ya se fueron