Gastón Monge

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- A pocos días de cumplir un año como dirigente municipal del PRI, Mónica García Velázquez, dice estar preparada para dejar el cargo en apego a lo que dictan los estatutos de su partido, que debe ser el 11 de febrero, aunque dijo que su nombramiento es el de una presidencia provisional y que esperaría una elección, ya que tomó el cargo dentro de un proceso electoral.

Al cumplirse el tiempo y el plazo se compaginó con las elecciones para renovar la dirigencia nacional, por lo que era improbable que hubiera cambios, “por lo que ya es el momento, y será de enero a marzo para  la renovación de la dirigencia de todos los comités municipales y los seccionales en Tamaulipas”, explicó.

“Cuando asumí la dirigencia me comprometí a garantizar unas elecciones transparentes y democráticas, y estaré el tiempo suficiente para garantizar una transición para  una dirigencia democrática y transparente, y esa es mi aspiración”, expresó.

Asimismo, dijo que en su partido hay hombres y mujeres interesados en asumir la dirigencia de la presidencia y la secretaría general de su partido, pero aclaró que no  piensa continuar como dirigente del partido por más tiempo, ya que de manera formal no se le ha comunicado la intención de hacerlo.

Sin embargo, dijo estará inmersa en las garantías del proceso, y destacó que garantizará que no haya ‘cargados’ para ningún lado y que gane el que tenga más votación, y que el dirigente estatal, Edgar Melhem buscará que haya democracia en la elección de la nueva dirigencia en esta ciudad.

Pero aún no hay una convocatoria para ello, por lo que saldría a fines de enero o inicios de febrero, en un proceso de 15 días, por lo que la dirigente dijo no tener prisa por dejar la dirigencia, y que esperará los tiempos para ello pero no para buscar la dirigencia como aspirante o candidata.

Mónica García ya fue presidente del comité municipal de su partido, presidente municipal en la ciudad, diputada federal, subsecretaria de elecciones del Comité Ejecutivo Nacional, Consejera  nacional, estatal y municipal, además de presidente del CADEP, secretaria de gestión social en el Estado, y muchas responsabilidades  a nivel de dirigencia.

En cuanto al futuro del PRI bajo la dirigencia estatal de Melhelm, dijo García que puede tener la voluntad de escuchar a la militancia, para abrir las oportunidades  a una participación más abierta dentro de su partido.

 

Quiere ser senadora

 

Para septiembre de este año se abre el proceso político electoral previo a las elecciones del próximo año, por lo que dijo que los militantes que se acerquen como aspirantes a un cargo de elección popular o a la participación, se le deben abrir las puertas del partido, “porque es tiempo de lucha y esfuerzo continuo, y trabajaré como una militante, aunque tengo aspiraciones a futuro, y me gustaría ser senadora”, expresó.

Mencionó que cuenta con la edad, con la experiencia y con el conocimiento necesario como para aspirar a dicho cargo, y aunque las diputaciones federales estarán más cerca que las senadurías, dijo que trabajará para buscar una curul en el Senado.

Pero no descartó que pueda buscar antes una diputación local, “y mi único interés en este momento sería la senaduría, pero creo que pudiera servir en una diputación local, pero no la estoy buscando y no será necesario que participe porque habrá suficientes candidatos, y todos vamos a entrar en un proceso para participar, pero insistió que no tengo interés en buscar la diputación local, y estpy puesta para mi partido”, reiteró.