Gastón Monge

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- El único regidor que tendrá el partido Movimiento ciudadano en la próxima administración municipal que iniciará el uno de octubre tendrá la misión de velar porque el presupuesto sea aplicado de manera transparente, por lo que buscará la presidencia de alguna de las comisiones, dijo Jorge Ramírez Rubio, regidor por ese partido, cuya gestión terminará en 10 días.

“Hay existen más mecanismos para intentarlo, pero debemos esperar a ver cuáles serán las comisiones”, dijo el médico quien obtuvo la presidencia de la comisión de salud en la administración que termina, y dijo que hizo un buen papel.

En cuanto al papel que realizará el único regidor que tendrá este partido en los próximos tres años, dijo que a diferencia de la administración que termina, MC fue un aliado del PAN, y que ahora que el partido MORENA tendrá la mayoría en el cabildo, dijo el médico que al no tener un sector de la ciudad para trabajar, “nos enfocaremos en la correcta aplicación de los recursos”, expresó.

Comentó que en la administración que termina, como regidor atendió las colonias del sur de la ciudad, pero en la próxima no tendrá sector su partido, por lo que  se enfocará en la correcta aplicación de los recursos.

Debido a que la administración la dominará MORENA, para este médico la experiencia con que cuenta será el recurso que utilizará como balanza para tratar de equilibrar la desventaja que habrá entre el partido dominante y una supuesta oposición integrada por un regidor del MC, uno del PRI y cinco del PAN.

“Nuestra experiencia será básicamente lo que haga la diferencia ante los acuerdos que surjan”, reiteró el médico y aún regidor al asegurar que con su experiencia tratará de negociar los acuerdos que se impongan en las sesiones de cabildo.

Recordó que todos los alcaldes desean que sus propuestas sean unánimes y que no haya desacuerdos por parte de ninguno de los regidores de oposición, porque dijo, a ningún alcalde le gustan los votos en contra.

Dijo que aunque se oponga a las decisiones del mayoriteo en el cabildo y no se logre nada, lo que se sienta es un precedente, ya que los alcaldes tienden a negociar con la oposición para que sus acuerdos sean unánimes.