Gastón Monge

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Protegida por un fuerte dispositivo de seguridad, la madrugada de este viernes Carmen Lilia Canturosas tomó posesión del cargo de presidenta municipal de esta frontera, y durante el evento advirtió a sus colaboradores que durante su mandato no tolerará actos de corrupción y que no habrá impunidad para nadie.

Durante un discurso que duró poco más de 4 minutos, Canturosas acusó a la anterior administración de haber pasado de lo personal a lo político, “y se volvieron cada vez más violentos, pero nunca claudicamos porque nuestra vocación de rescatar Nuevo Laredo se volvió inquebrantable”, dijo ante su gabinete e invitados a esta ceremonia de cambio de gobierno.

Aunque por momentos se notó en extremo nerviosa en la lectura de su discurso, Carmen Lilia fue clara al señalar que gobernará para todos y con el compromiso de cumplir con las expectativas que en ella depositaron los ciudadanos el 6 de junio.

Añadió que la administración que terminó dejó una ciudad en pésimas condiciones, además de un evidente quebranto financiero que el nuevo gobierno restaurará, por lo que se comprometió a gobernar con honradez, honestidad y lealtad, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y de garantizar el derecho de ser escuchados.

Enfatizó que su gobierno será austero y sin despilfarro de recursos, pero aclaró que tampoco habrá simulación en el ejercicio del servicio público porque no habrá tolerancia a la corrupción, y que su premisa será tener un gobierno de resultados.

“Veo el ejercicio del poder como una subordinación total al interés general de los neolaredenses, y me gusta predicar con el ejemplo. Me comprometo  a regresar la decencia al gobierno municipal, t devolverle la soberanía al pueblo”, expresó.

De su relación con el gobierno federal dijo que tendrá siempre las puertas abiertas, y envió un mensaje al gobierno estatal panista de Francisco García Cabeza de Vaca, a quien dijo que será un gobierno de institucionalidad, de respeto  y voluntad política.

También se comprometió a fincar una ciudad para todos y hacer de esta ciudad lo que llamó ‘ El Nuevo Corazón de Tamaulipas’.

Luego envió un claro mensaje a quienes integraron la administración anterior: “Los corruptos ya se fueron y no van a regresar. La transformación de Nuevo Laredo es irreversible y desde hoy me entrego a mi pueblo…no les puedo fallar”.

Previo a su discurso, Carmen Lilia dirigió la primera sesión de cabildo de su administración, y le tomó la protesta como secretario del Ayuntamiento a Juan Ángel Martínez Salazar; a Roberto Herrera Juárez como secretario de Tesorería y Finanzas; a Enrique Álvarez del Castillo Rojas como secretario de la Contraloría, y a Carlos Germán de Anda Hernández como secretario de  Obras Públicas.

Después de terminado este evento de toma de protesta como presidenta municipal de Nuevo Laredo para el trienio 2021-2024, Carmel Lilia salió del recinto para saludar a quienes la esperaban en los jardines de la presidencia municipal, en donde dijo que este viernes estará en la capital estatal para tratar asuntos relacionados con su cargo.