Agencia

Kamala Harris

(Bloomberg) — Joe Biden eligió a la senadora Kamala Harris como su compañera de fórmula, en una apuesta a que sus vínculos con la comunidad afroamericana y su marca personal como “fiscal progresista” ayudarán a impulsarlo a la Casa Blanca.

Harris, de 55 años, quien se postuló contra Biden en las primarias presidenciales demócratas, se convierte en la primera mujer negra y la primera asiático-estadounidense en una candidatura presidencial de un partido importante. Conocida como una activista agresiva, la senadora junior de California ganó tres veces las elecciones estatales en el estado más poblado de Estados Unidos. Construyó su carrera temprana como fiscal de distrito de San Francisco y más tarde como fiscal general de California.

“Tengo el gran honor de anunciar que he elegido a @KamalaHarris, una luchadora intrépida por el pequeño y una de los mejores servidores públicos del país, como mi compañera de fórmula”, tuiteó Biden.

Harris tuiteó su propia respuesta, comprometiéndose a ayudar a Biden a derrotar al presidente Donald Trump.

“@JoeBiden puede unificar al pueblo estadounidense porque ha pasado su vida luchando por nosotros. Y como presidente, construirá un EE.UU. a la altura de nuestros ideales. Me siento honrada de unirme a él como candidata de nuestro partido para vicepresidente y hacer lo que sea necesario para convertirlo en nuestro Comandante en Jefe”, dijo.

El candidato demócrata anunció la selección seis días antes de la convención del partido, que comienza el 17 de agosto.

Biden tomó su decisión basándose en sus propios ocho años como vicepresidente de Barack Obama. A menudo decía que esperaba elegir una compañera de fórmula con la que fuera compatible y compartiera valores, incluso si provenía de un entorno muy diferente al suyo.

La campaña de Biden señaló que la relación personal entre los dos es importante en su elección. Harris conoció al hijo de Biden, Beau, cuando era fiscal general de Delaware y Harris tenía el mismo trabajo en California. Biden quedó impresionado por su trabajo en el Comité Judicial del Senado, dijo la campaña en una hoja informativa sobre su decisión. “Kamala no duda en enfrentarse a personas poderosas e intereses poderosos, y ese es exactamente el tipo de líder que Joe quiere a su lado para reconstruir este país y restaurar el alma de la nación”, dijo la campaña.

Antecedentes de justicia penal

Con su historial en la aplicación de la ley, Harris podría ayudar a Biden a renovar el sistema de justicia penal de EE.UU., el cual ha estado bajo un intenso escrutinio desde las protestas a nivel nacional tras la muerte del 25 de mayo de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis. Su postura dura para la reforma policial en los últimos meses, incluida la coautoría de un proyecto de ley del Senado para prohibir los estrangulamientos de la policía y otras medidas, ha ayudado a silenciar las críticas de los defensores de su propio historial como fiscal.

Biden se comprometió a elegir a una mujer incluso antes de ganar la nominación, haciendo un anuncio sorpresa durante el debate final de las primarias a mediados de marzo. Harris respaldó a Biden el 8 de marzo, dando su apoyo a su candidatura después de criticarlo duramente en las primarias demócratas.

Harris y Biden tuvieron uno de los enfrentamientos en la etapa de debate más memorables de las primarias, cuando ella lo enfrentó por su oposición en la década de 1970 a un mandato federal de transporte para integrar escuelas, lo que lo ponía del mismo lado que los senadores segregacionistas. Biden había dicho que apoyaba la eliminación de la segregación de las escuelas, pero no el mandato federal.

“Esa niña era yo”, dijo Harris en el debate de junio en Miami, recordando que ella y su hermana habían sido llevadas en autobús a una escuela predominantemente blanca en el norte de California, y sugiriendo que la posición de Biden buscaba detener eso, aunque los hechos eran más complicados.

Después del debate, quedó claro que ella y Biden estaban de acuerdo en políticas modernas de desegregación.

La campaña de Trump aludió a la disputa del debate cuando emitió su reacción a la elección.

“No hace mucho, Kamala Harris llamó racista a Joe Biden y pidió una disculpa que nunca recibió. Claramente, la farsante Kamala abandonará su propia moral, además de tratar de enterrar su historial como fiscal, para apaciguar a los extremistas antipoliciales que controlan el Partido Demócrata”, dijo la asesora Katrina Pierson.

Y la campaña de Trump lanzó un anuncio de ataque a Harris a pocos minutos del anuncio.

Harris abandonó la carrera presidencial en diciembre, pero sigue siendo muy respetada en el partido. Su herencia jamaicana e india encaja bien en un partido que se está volviendo más femenino y menos blanco.

La exconsejera de seguridad nacional Susan Rice, también considerada una de las favoritas para el puesto, felicitó inmediatamente a Harris, calificándola de “una líder tenaz y pionera que será una gran socia en la campaña electoral”. Rice dijo que continuará haciendo campaña enérgica por la nominación.

La presidente de la Cámara, Nancy Pelosi, también elogió la elección.

“El nombramiento por parte de Joe Biden de la senadora Kamala Harris como candidata demócrata a vicepresidente marca un hito histórico y orgulloso para nuestro país”, dijo Pelosi en un comunicado. “Como vicepresidente de Estados Unidos, la senadora Harris continuará con su legado de liderazgo pionero para hacer avanzar a nuestra nación”.La campaña presidencial de Harris se vio paralizada por sus dificultades para transmitir claramente lo que defendía.

En enero de 2019, Harris le dijo a CNN que apoyaba la eliminación de los seguros privados para lograr Medicare para todos. Seis meses después, se alejó del proyecto de ley de Bernie Sanders que había copatrocinado y publicó su propio plan, el cual dividía la diferencia entre un plan de seguro administrado por el gobierno y la preservación de una opción de seguro privado.También resistió la controversia sobre su historial como fiscal, lo que generó críticas por su agresivo enjuiciamiento de hombres de color –algunos de los cuales fueron exonerados más tarde– por delitos graves. Harris respondió a esas críticas describiéndose a sí misma como una fiscal progresista que trabajó para enhebrar la aguja entre la dureza de la ley y el orden y un instinto protector para quienes lo necesitaban.

Nota Original:Biden Picks California Senator Kamala Harris as His Running Mate