El gobierno de AMLO condenó el golpe de Estado en Bolivia; López Obrador y Marcelo Ebrard solicitarán una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos por el silencio ante esta situación


El gobierno de México condenó el golpe de Estado en Bolivia, en donde se depuso al presidente Evo Morales, y demandó el restablecimiento del orden constitucional.

En la conferencia de prensa y ante el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, anunció que solicitará una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) porque guardó silencio ante esta situación.

Manifestó que la posición de México es de reivindicar el orden y el respeto en en Bolivia.

Reiteró que nuestro país hace valer el derecho asilo ya que es parte de la política exterior que lo ha caracterizado, y señaló que se mantiene la propuesta de asilo a Evo Morales, aunque aún no lo solicita oficialmente.

El canciller dijo que después de los hechos registrados en Bolivia para México es un golpe de Estado. Advirtió que nuestro país no reconocerá un gobierno de carácter militar

Apuntó que hasta el momento la embajada de México en Bolivia no ha sufrido ataques, y reiteró que se estará atento a la situación de los 10 mil connacionales que viven en ese país.

Aseveró que el golpe de Estado en Bolivia es un retroceso en la vida democrática de la región, en donde la lección que deja es que la solución a los conflictos es el diálogo para lograr una solución pacífica y democrática.