(CNN) — La turba de partidarios de Donald Trump que irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles incluía a teóricos de la conspiración vinculados a QAnon y los Proud Boys, dos facciones de extrema derecha que el presidente Donald Trump se negó repetidamente a condenar durante su campaña electoral el año pasado.

La insurrección en el corazón de la democracia estadounidense, incitada por la retórica de Trump, representó una impresionante demostración de fuerza para los movimientos marginales y sus seguidores.

Una de las figuras más reconocibles en los videos y fotos del caos en el Capitolio fue un hombre de unos 30 años con la cara pintada, sombrero de piel y un casco con cuernos.

Jake Angeli y otros se enfrentan a la policía del Capitolio de Estados Unidos afuera de la sala del Senado el 6 de enero.

El manifestante, Jake Angeli, conocido por los seguidores como QAnon Shaman (el Chamán de QAnon), rápidamente se convirtió en un símbolo del espectáculo extraño y aterrador cuando circularon fotos de él recorriendo los pasillos del Capitolio sosteniendo una bandera estadounidense pegada a una lanza en una mano y un megáfono en la otra, e incluso parado sin camisa encima del estrado del Senado.

Angeli, quien vive en Arizona, no pudo ser contactado para hacer comentarios, pero su primo, Adam Angeli, confirmó que el hombre de los cuernos era su pariente, en una breve llamada con CNN el miércoles. Adam Angeli dijo que pensaba que su primo podría estar cambiando de empleo y que «es un patriota, es un tipo de persona muy grande en Estados Unidos».

La página de Facebook de Jake Angeli está llena de publicaciones que evocan las teorías de la conspiración de QAnon, cuyos seguidores creen en una teoría absurda sobre la existencia de una camarilla de pederastas adoradores de Satanás que se han infiltrado en los niveles más altos del gobierno estadounidense y se oponen al presidente Trump.