Gastón Monge

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Una caravana superior a los mil hondureños se prepara para ingresar a México por la frontera con Guatemala, por lo que elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), también se preparan para evitar su ingreso, aunque se presume que el control sanitario para evitar contagios de personas que salen del país centroamericano más afectado por esta enfermedad, será insuficiente.

De acuerdo al periodista independiente de Honduras y miembro de la Red Comunicación Comunitaria en ese país, Bartolo Fuentes, esta caravana llegaría a la frontera de México de manera dispersa y no en grupo, para evitar que las autoridades mexicanas los regresen como ocurrió en otras ocasiones, informó vía telefónica desde la capital de Honduras.

Bartolo Fuentes, periodista de Honduras

Sin precisar rutas ni tipo de transporte, se presume que la mayoría de los integrantes de esta nueva caravana tomaría dos rutas rumbo a Estados Unidos, la que se dirige hacia Tijuana, y la de Tamaulipas, por ser la frontera más cercana, hasta llegar a las ciudades de Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo.

Sin embargo, dijo que debido a la pandemia, las deportaciones de hondureños desde Estados Unidos son más frecuentes, y que el año pasado fueron deportados 26 mil hasta Honduras, “y cuando llegan sobre todo por tierra, no les hacen las revisiones médicas y no se sabe si están contagiados, pero sí hay muchos casos de deportados que venían contagiados desde Estados Unidos”, explicó.

Dijo Fuentes que esta nueva caravana salió desde San Pedro Sula, la segunda ciudad más grande de Honduras y cercana a la costa, y entre este numeroso grupo hay niños, mujeres y muchos hombres que no tienen trabajo, y que debido a ello no sienten temor de que sean rechazados una vez que lleguen a la frontera con México.

“Ahora como están las cosas puede ser que sean muchos más los que crucen a México, pero no en caravana sino en algún tipo de transporte desde Guatemala. Algunos ya han hecho este recorrido y luego se juntan con otro grupito ya en México, y al final se llega a juntar todo el grupo pero ya en territorio mexicano”, explicó el periodista quien ha acompañado a sus paisanos en las diferentes caravanas que han ingresado a México desde hace dos años.

Este nuevo grupo de migrantes no teme a los controles migratorios ni a la pandemia que en ese país de 8 millones 700 mil habitantes ha ocasionado más de dos mil 500 muertes y 76 mil 900 contagiados hasta este fin de semana, pero algunos ya ingresaron a México por la selva.

Este año  salieron al menos cuatro caravanas de migrantes de ese país rumbo a México, pero muchos no lograron cruzar la frontera con Guatemala; otros ya habían participado en la primera caravana del 13 de octubre del 2018, en la que participaron cerca de 4 mil personas, entre ellos el periodista Bartolo Fuentes, quien participa como observador en estos penosos recorridos.

“Algunos ya han hecho este recorrido y llevan a otros y se juntan con otros hasta ser más numeroso el grupo pero ya en México”, explicó el periodista, quien dijo que se espera que esta semana la mayor cantidad de esta caravana se encuentre ya en México con rumbo a la frontera norte.