Juan Rodríguez

Laredo, Tx.- Aduanas y Protección Fronteriza en Laredo está registrado un prepcupante incremento en el contrabando al país tanto de carne de Puerco y plantas con semillas prohbidas, tanto que ya se han emitido más de 20 mil dòlares en multas a individuos que son sorprendidos internando esos productos al interior de los Estados Unidos.

“La prevención de la entrada de productos agrícolas prohibidos en los EE.UU. juega un papel crucial en la misión de la agricultura de CBP, ya que limita las vías de entrada de las plagas y enfermedades invasivas y destructivas de plantas y animales que causan un daño económico significativo en la economía agrícola de nuestra nación”, dijo el director de CBP en Laredo, Alberto Flores.

La primera intercepción ocurrió el 14 de agosto, cuando un Toyota Tundra blanco de 2014 con destino final en Carolina del Norte llegó al puente Juárez-Lincoln y fue seleccionado al azar para la inspección por los especialistas en agricultura de CBP y el equipo canino de agricultura.

Se recibió una declaración negativa de frutas, carnes, verduras, plantas o cualquier producto agrícola prohibido. El equipo canino de agricultura alertó de la presencia de una orden entrenada procedente del bolso. Al inspeccionar el bolso, se encontraron 17 plantas vivas y tres pimientos para propagación sin declarar dentro del bolso.  Los especialistas en agricultura impusieron al conductor una sanción de 300 dólares por intentar importar y no declarar los productos agrícolas prohibidos.

Más tarde, el 14 de agosto, una Dodge Ram roja de 2004 entró en el puente Juárez-Lincoln en dirección a Fort Wayne, IN, y fue seleccionada al azar para una inspección agrícola. Se recibió una declaración negativa de frutas, carnes, verduras, plantas y cualquier otro producto prohibido.  Al inspeccionar el equipaje y el vehículo, el equipo canino de agricultura alertó de la presencia de un olor entrenado procedente del equipaje y del vehículo. La alerta condujo al descubrimiento de 11 kilogramos de carne de cerdo y se descubrieron cuatro frutas del dragón no declaradas dentro del equipaje y el vehículo.  Se impuso entonces una sanción de 1.000 dólares porque los artículos prohibidos formaban parte de una importación comercial. Los productos agrícolas prohibidos fueron incautados y procesados para su destrucción in situ. Se encontró una plaga en la fruta del dragón y se remitió al USDA para su identificación.

La tercera interceptación se produjo al día siguiente, el 15 de agosto, cuando un viajero llegó en un taxi con destino final a Dallas, Texas. Los agentes de la CBP remitieron al viajero a secundaria, donde recibieron una declaración negativa de frutas, verduras, plantas, carnes y otros artículos agrícolas. Tras una primera inspección, se encontraron pimientos no declarados y se llamó al equipo canino de agricultura para que ayudara. Una nueva inspección dio como resultado la interceptación de nanches y mangos y pimientos frescos adicionales. Debido a la naturaleza comercial de la interceptación, se impuso una sanción de 1.000 dólares.

El mismo día, un Ford F-150 negro hizo su entrada en el puente internacional Juárez Lincoln en ruta hacia Austin, TX, y fue seleccionado al azar para una inspección agrícola.   Se recibió una declaración negativa para frutas, verduras, plantas y carnes.  Durante la inspección, un equipo canino de agricultura alertó de la presencia de un olor entrenado. La alerta condujo al descubrimiento de 21 kilogramos de pimientos no declarados que estaban ocultos dentro de una bolsa de ropa sucia. Una nueva inspección de las pertenencias del sujeto, dio como resultado el descubrimiento de cuatro plantas y 0,5 onzas de semillas para su propagación, todo ello sin declarar.  Al conductor se le impuso una sanción civil de 300 dólares por no declarar e intentar ocultar productos agrícolas prohibidos.

El quinto incidente ocurrió el 16 de agosto cuando un GMC gris de 2010 que se dirigía a New Braunfels, TX, fue seleccionado al azar para una inspección agrícola. Se recibió una declaración negativa, sin embargo, durante la inspección, el equipo canino de agricultura alertó de la presencia de un olor entrenado procedente de una nevera. Al inspeccionar la nevera, se descubrió un kilo de carne de cerdo y una fruta del dragón.

El conductor fue sancionado con 300 dólares por no declarar los productos agrícolas prohibidos.

El sexto incidente ocurrió el 17 de agosto cuando un Chevy Silverado rojo con destino a Minnesota llegó al puente internacional Juárez-Lincoln.  El vehículo fue remitido a secundaria para una inspección por parte de los agentes de la CBP, donde recibieron una declaración negativa de productos agrícolas. Al realizar la inspección, se encontraron pimientos frescos y pitayas dentro del equipaje del conductor.

Se solicitó la ayuda de los especialistas en agricultura del CBP y, tras una nueva inspección, se encontraron 1 kilogramo de carne de cerdo, cinco frutas de la pasión y tres plantas vivas dentro de su equipaje.  Debido a la naturaleza comercial de la importación, el sujeto fue sancionado con 1.000 dólares.