Gastón Monge

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Ramiro Ramos Salinas, ex dirigente estatal y municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) sería el eventual candidato de ese partido para disputar la diputación federal en las elecciones de junio de este año, pero en una inesperada jornada, la regidora Mónica García fue designada para ese cargo, informó en entrevista el dirigente de ese instituto político, Jesús Valdez Zermeño.

Ramos Salinas acudió el miércoles a la ciudad de México para entregar la carta de intención a los integrantes de la Comisión de Procesos Electorales de su partido, y registrarse como aspirante; pero también lo hicieron su esposa y ex alcaldesa Mónica García Velázquez y Eimy Barreto, pero todo indica que será Mónica la abanderada tricolor.

“Ellos tres fueron los únicos que se registraron, y lo más seguro  es que sea Mónica”, aseguró el dirigente municipal de ese partido.

Mientras se define el procedimiento de selección del candidato a dicho cargo, dijo Valdez que el registro para las tres diputaciones locales será el 14 de enero, por lo que para el Distrito 1 aún no se ha mencionado un nombre; para el Distrito 2 sería Jesús Valdez el aspirante a la candidatura, y para el Distrito 3 se anotó un abogado oriundo del municipio de Miguel Alemán.

Por el Distrito 1 es probable que sea nominada una mujer en apego a la equidad de género, lo que no se ha definido, ya que se está analizando a los militantes que cumplan con el perfil requerido por dicho partido, por lo que también podría ser un hombre.

En lo que se refiere al trabajo que realiza el PRI con relación al proceso electoral, es seguir con trabajar con las estructuras de Organización y de Acción Electoral, y dijo que el miércoles tuvieron en su partido una convivencia con grupos reducidos de ambas estructuras.

“Con ellos es cono los que hemos trabajado por ser quienes promueven y defienden el voto, pero también estaremos trabajando con sectores y organizaciones, para que entre todos promovamos el voto, ya que trabajaremos con las llamadas Redes Afectivas compuestas por amigos y familiares de los militantes, porque necesitamos otras estructuras adicionales para poder ganar las elecciones”, explicó.

Reconoció que pese al trabajo que lleven a cabo para fortalecer sus estructuras y el trabajo de promoción del voto, no será fácil debido a que su partido se encuentra en una posición nada cómoda ante sus dos rivales que le aventajan en el plano federal, MORENA, y en el estatal, el PAN.

Al referirse a los ex alcaldes, dijo que ya se platicó con Horacio Garza Garza, quien debido a su edad se auto descartó; también platicó con Mónica García, quien se registró para la diputación federal. De Daniel peña, comentó que espera que sus jefes del sindicato de electricistas en la ciudad de México le autoricen para poder participar, pero se descarta ya que quería ser candidato a la diputación federal; y de Ramón Garza comentó que los estatutos le impiden participar por haber sido ya candidato por otro partido político.